Seleccionar página

¡Nuevo año, nuevo artículo en el blog de El Kappa Producciones! En este post os voy a dar cinco claves para que el sonido de vuestro podcast sea el mejor posible. Así que, ¡vamos allá!

1. Entorno acústico

Primer paso, imprescindible para cualquier grabación de audio neutra que se quiera hacer y, más aún, para el registro de voces limpias y nítidas como lo son las de radio y podcast: Grabar en un lugar con buena acústica. ¿Y qué quiere decir eso?

Para este caso, significa que nuestro audio pueda grabarse de la forma menos alterada posible por el entorno. Es decir, sin reverberación y sin ruidos de fondo. Esto ya no es sólo esencial por el hecho de no estar escuchando suciedad en el audio mientras oímos el podcast, sino que también nos va a dar la posibilidad de poder utilizar diferentes herramientas a la hora de procesar nuestras pistas de voz y, por consiguiente, embellecer nuestro audio.

¿Consejos? Si se puede, grabar en un lugar acondicionado acústicamente. ¿Y si no es el caso? No es el fin del mundo, se pueden hacer buenas grabaciones de voz en otros espacios. Evitar paredes lisas y paralelas es un buen comienzo para evitar la reverberación. Ruidos eléctricos, del vecindario, de tráfico de la ciudad… Hay que valorar siempre la ubicación y el estado del lugar en el que se va a grabar.

2. Microfonía

Primera herramienta técnica en nuestra cadena de audio. Nuestro micrófono va a captar el audio que emita nuestra fuente sonora. Y esta es la clave para poder saber qué micrófono utilizar: ¿Cuál es nuestra fuente de sonido?

En un podcast en el que, por ejemplo, hable una persona sobre literatura, la fuente de sonido va a ser una voz. En este caso, puede ser una buena idea decantarnos por un micrófono de condensador de gran diafragma, ya que sólo tenemos una fuente de audio y, por tanto, una única pista que vamos a grabar; por lo que aprovecharíamos el cuerpo, la calidez y los matices que nos ofrece este tipo de micrófonos sin sufrir ninguna desventaja más allá de su precio.

Pero, ¿y si nuestro podcast es una conversación entre varios intervinientes? En este caso, igual puede ser una buena idea decantarnos por varios micrófonos dinámicos. Por un lado, va a ser mucho más económico (dependiendo del micrófono, claro); y, por otro lado, por la sensibilidad característica de estos micrófonos, ya que va a jugar a nuestro favor que sean menos sensibles que los condensadores.

Al tener múltiples fuentes, es imposible que cada micrófono recoja únicamente la fuente que se supone que tiene que captar. Vamos a obtener múltiples fuentes en cada una de nuestras pistas, tenemos que ser conscientes de esa realidad. Lo importante en este asunto va a ser a qué volumen captamos con cada micrófono las fuentes sonoras que no queremos captar. Hay que intentar mitigar lo máximo posible este efecto y, para ello, utilizar micrófonos menos sensibles puede ser una buena idea.

¿Quiere decir que usar condensadores está mal en estos casos? Para nada, se pueden conseguir buenas grabaciones de este tipo de podcast con estos micrófonos. Todo depende de la situación, del espacio y, sobre todo, de la colocación de estos. Sea cual sea el micrófono que vayas a utilizar, es imprescindible que tengas en mente cuál es su patrón polar para poder utilizar la direccionalidad del micrófono a tu favor.

¿Y si, en vez de ese tipo de podcast, tenemos una ficción sonora? Ahí, las opciones se amplían considerablemente. Vamos a necesitar micrófonos para un montón de fuentes diferentes: voces, foleys, música… Y, por tanto, el despliegue de medios va a ser mucho mayor.

¿Cuál es la conclusión? Hay que valorar, lo primero de todo, el tipo de podcast que tenemos y las fuentes sonoras que vamos a tener que registrar con micrófonos. Una vez que lo tengamos claro, investigar y mirar diferentes tipos de micrófono según su tipo, características y precio.

3. Efectos y música

Elegir tener o no tener este tipo de elementos va a ser clave a la hora de llevar a cabo nuestro podcast. Esto, en según qué casos, puede venir determinado por el tipo de podcast que vamos a realizar. En una ficción sonora van a ser imprescindibles, mientras que en una conversación pueden no serlo y determinar el estilo del programa así.

Por ejemplo, el podcast Nadie Sabe Nada, de Andreu Buenafuente y Berto Romero, es súper rico en el uso de las músicas y efectos. Las utilizan para crear el gag y como contenido clave de su improvisación. Mientras que en La Pija y la Quinqui, de Carlos Peguer y Mariang, no utilizan ninguno de estos elementos y consiguen, de otra forma, la interacción por parte del espectador. Por lo general, los programas radiofónicos derivados a podcast tienden a dar más juego en este aspecto, mientras que los programas surgidos en internet pueden prescindir de estos elementos y enganchar con los mismos resultados.

¿Y qué tomamos como efecto? Un efecto puede ser una ráfaga, un sonido concreto de un elemento que reconocemos… Pero también puede ser una reverberación en un momento puntual, un delay que cree una sensación de confusión, un ecualizador que utilicemos para situar la acción en otro espacio… Los recursos que tengamos y la creatividad con la que los utilicemos van a ser el límite.

4. Tipos de realización

Tenemos tres formas de trabajar el sonido de un programa de podcast:

GRABACIÓN Y MEZCLA REALIZADA EN DIRECTO:

Esta es la forma habitual de hacer radio. Los técnicos de sonido graban y mezclan el programa mientras se está produciendo en directo. Suelen llevar una escaleta con la que saben qué elementos deben meter y en qué momento. La cadena de audio en este tipo de casos suele ser:

Fuente de audio – Micrófono – Preamplificador de micrófono – Mesa de mezclas – Grabación estéreo.

Hay muchas formas de hacer esta grabación. Se puede meter la salida master de la mesa a un DAW (software de edición de audio en ordenador) utilizando una interfaz de audio, a una grabadora estéreo… incluso hay mesas de mezcla que permiten introducir unidades de almacenamiento directamente en ellas y grabar el programa (tarjetas SD, USB, discos duros…).

GRABACIÓN REALIZADA EN DIRECTO, MEZCLA REALIZADA EN POSTPRODUCCIÓN:

La grabación se realiza en tiempo real, pero se mezcla a posteriori. Esta forma de hacer podcast mantiene la sensación del oyente de estar escuchando un programa realizado en directo, mientras que nos permite pulir nuestro sonido procesando el audio por pistas. En este caso, la cadena de audio sería la siguiente:

Fuente de audio – Micrófono – Preamplificador de micrófono – Grabación por pistas – Postproducción de audio.

De la misma forma que en el anterior caso, la grabación por pistas se puede hacer de muchas formas. La diferencia es que no grabamos una pista estéreo que se puede transmitir en directo, sino que grabamos todos los elementos de nuestro podcast separados para poder mezclarlos en postproducción.

Esta forma de producir el sonido de nuestro podcast es bastante equilibrada respecto al tiempo que hay que invertir en realizar el programa y los resultados finales que obtenemos. Vamos a requerir de unos medios mínimos para poder grabarlo y no nos va a valer para emisiones de podcast en directo. Pero, para el resto de situaciones, puede ser una solución eficaz.

SIN REALIZACIÓN EN DIRECTO:

En este caso, la grabación de audio se realiza a la par que se monta en la postproducción. Esta es la forma más económica para realizar un podcast, pero no sirve para todos los casos. Veo útil esta forma de hacerlo para programas modestos, con un concepto claro a desarrollar y un guión detallado que permita llevar a cabo esta metodología con el formato.

La cadena de audio es similar al anterior caso. La diferencia es que no hay una realización del programa en directo que se vaya a grabar, sino que se va creando mientras se graban los diferentes elementos del podcast y se introducen en la sesión de postproducción. Así pues, para estos casos sí que es imprescindible grabar a través de un ordenador con un DAW que permita gestionar la grabación de todos los elementos, siendo la producción similar a la que se lleva en un proyecto musical.

De la misma forma, yo recomendaría separar los procesos de grabación y postproducción, aunque se hagan en el mismo entorno. Va a ser más fácil realizar la mezcla contando ya con todos los audios que van a configurar el programa que «hacerlo sobre la marcha».

5. Procesamiento de audio

En el artículo ¿Qué es la postproducción de audio para vídeo?, hablaba sobre todos los elementos con los que contamos a la hora de realizar la postproducción de audio para un audiovisual. Pues bien, para podcast son los mismos. No deja de ser el mismo lenguaje sonoro para ambos medios, sólo que se utiliza de diferente manera.

Por ejemplo, las voces en podcast van a estar, generalmente, muy comprimidas. Vamos a utilizar la compresión tanto para embellecer la pista como para controlar dinámicas entre distintas voces que puedan intervenir. Esto, en el caso de, por ejemplo, una ficción, no va a ser así. La compresión la utilizaremos de forma sutil y a lo largo de diferentes etapas, ya que nuestras pistas no van a estar limpias del todo al haber sido registradas en entornos no tratados acústicamente.

Si queremos que nuestro programa tenga ese toque radiofónico, vamos a utilizar también una compresión generosa en el master de audio, ya que las radios emiten su audio súper comprimido debido a las diferencias de volumen entre diferentes canciones, spots, voces de locutores, etc.

Tampoco va a ser el mismo procesamiento el que se haga en un programa que se grabe y procese en directo que el que se mezcle en postproducción. Por lo general, en directo se va a ser más precavido en los movimientos que hagamos con nuestros procesadores, mientras que en la mezcla en postproducción haremos ajustes más decididos al tener la posibilidad de rectificar aquello que no nos convenza.

En resumen, la mejor recomendación que puedo dar es que escuchéis podcasts de distintos tipos y analicéis cómo están tratados. Es importante que los programas que escuchéis estén bien producidos, ya que es ahí cuando tendréis una referencia efectiva para el progreso en vuestros trabajos.

Y, con esto, concluyo el artículo de este mes. Me voy a permitir recomendaros el programa que empezamos a producir el año pasado desde El Kappa Producciones, Blanco y en Botella. Ahí juego con diversos elementos: voces, efectos y músicas. Sea como referencia o como entretenimiento, espero que os sea útil. ¡Nos vemos en el siguiente artículo!