Seleccionar página

Llevo escritos varios artículos en este blog, todos centrados en el aspecto técnico del sonido. Y me he dado cuenta de que no he escrito nada sobre este campo que pueda entender alguien completamente ajeno a este. Así que quiero escribir un artículo que hable un poco sobre lo que es mi profesión. Es decir, responder, desde un punto de vista completamente personal, a la pregunta que me puede hacer alguien que quiera saber a qué me dedico: ¿Qué hace un técnico de sonido?

¿Qué es el sonido?

Para poder dar mi punto de vista sobre lo que hace un técnico de sonido, me veo en la obligación de explicar de forma muy sencilla qué es eso del sonido. Pongamos, por ejemplo, una persona que aplaude y otra que está a su lado oyendo ese aplauso. Cuando las manos del que aplaude se juntan, se produce una vibración. Esa vibración se propaga por el aire hasta que llega a los oídos del oyente, haciendo que vibren sus órganos internos de los oídos y que, su cerebro, traduzca esa vibración como sonido. Así que, resumiendo, el sonido es la vibración que produce una fuente sonora y percibe un oyente.

¿Qué es un técnico de sonido?

Sabiendo lo que es el sonido, pensemos: ¿Cuántas cosas oímos en nuestro día a día que provienen de fuentes que no tenemos cerca? Me explico. Imaginemos a alguien que va por la calle con auriculares oyendo un programa de radio. Sí, es obvio, ahí la fuente de sonido es el auricular. Pero… ¿qué está oyendo a través de ese auricular? A un locutor de radio. Y el locutor no está a su lado. ¿Cómo puede ser que lo esté oyendo si igual está en un estudio de radio a cientos de kilómetros de distancia de la persona en cuestión?

Bueno, pues aquí está la labor básica de nuestra profesión: Hacer posible este fenómeno llamado sonido cuando, físicamente, es imposible que se produzca. Ojo, en el ejemplo que he puesto no sólo hay un técnico de sonido implicado en que este fenómeno se produzca… pero sí que es una parte fundamental del proceso. Pongamos un ejemplo más claro aún. Imaginemos a alguien que está en un estadio viendo un concierto de un cantautor en la grada más lejana. ¿Cómo es posible que pueda escuchar con la claridad lo que el cantautor interpreta, si está a una distancia que hace que este fenómeno no se produzca? Pues es posible gracias a que hay un técnico de sonido que se encarga de sonorizar ese concierto. Y, como este, hay montones de ejemplos en los que se puede aplicar este razonamiento.

¿Cómo un técnico de sonido hace posible que este fenómeno se produzca?

Esta pregunta sí que es más compleja. Depende del caso. Si es un concierto es fácil ver con qué herramientas lo hace:

  • Micrófono (capta la vibración de la fuente sonora).
  • Cables y muchas cosas más (transmiten y tratan esa captación).
  • Altavoz (reproduce esa captación).

Ese es el esquema más básico de lo que llamamos cadena de audio. Pero, ¿y si el ejemplo es hacer que alguien oiga una película? El principio y el final de la cadena de audio, generalmente, va a ser el mismo. Es ese gran paquete de “muchas cosas más” el que va a variar para cada caso. Meternos a explicar todo eso es hablar ya sobre aspectos técnicos que darían para unos cuántos artículos más.

Para concluir este post, quiero añadir una pequeña aclaración. He hablado sobre lo que es, para mí, la premisa del trabajo genérico de un técnico de sonido. Pero, obviamente, hay un montón de profesiones especializadas dentro de este campo que son necesarias para poder realizar los trabajos mencionados. Por ejemplo, no con un solo técnico de sonido consigues sonorizar un concierto en un estadio. Este artículo ha sido una explicación sencilla para aquellos que desconocen por completo lo que es este trabajo. Y, sin más que añadir, finalizo este post, pero no sin antes recordar que podéis ver y oír nuestros trabajos realizados en nuestras playlists de YouTube y Spotify. ¡Nos vemos en el siguiente artículo!